Skip to main content
Representación en España logo
Representación en España

Política de salud en la Unión Europea

La pandemia de la COVID-19 ha demostrado que en un mundo globalizado la propagación de enfermedades es mucho más fácil. A esto se une la pérdida de biodiversidad, factor que disminuye la barrera natural de protección frente a los patógenos. En este contexto, se ha dotado a la Unión Europea (UE) de un papel reforzado en materia de sanidad y salud pública a través del programa UEproSalud, en línea con lo que piensa la opinión pública europea:

En el Eurobarómetro publicado en abril de 2021, una amplia mayoría de españoles (87 %) y de europeos (84 %), apoya que en el futuro se le den más medios a la Unión Europea para enfrentarse a situaciones similares a la pandemia de la COVID-19.

¿Dónde se sitúa la salud dentro de las políticas de la Unión Europea?

La salud y la sanidad pública puede considerarse como una de las “hermanas” pequeñas dentro de las políticas de la Unión. El motivo es que la sanidad en su sentido amplio, es responsabilidad de los países de la Unión Europea. Mientras que el papel de la UE es complementar las políticas nacionales ayudando a que los países de la UE alcancen objetivos comunes, generando economías de escala, poniendo recursos en común y ayudando a los países a abordar retos comunes como las pandemias, las enfermedades crónicas o las consecuencias del aumento de la esperanza de vida para los sistemas de sanidad.

Las políticas de salud en la UE, un asunto transversal

esperanza-vida-españa

La Unión Europea, cuenta con una visión transversal en materia salud y sanidad pública. Un buen ejemplo de las diferentes dimensiones que tiene este campo es el perfil Sanitario 2019 publicado por la Comisión para los países de la Unión Europea.  Por ejemplo, en él se recoge que la esperanza de vida en España ha aumentado en más de cuatro años desde el 2000, hasta alcanzar los 83,4 años en 2017, lo que supone 2,5 años por encima de la media de la UE. Este hecho, lleva aparejado retos como la sostenibilidad del sistema sanitario o el aumento de la mortalidad asociada al Alzheimer. Por otro lado, aunque la mortalidad por enfermedades cardiovasculares ha descendido en los últimos años, casi el 60 % de los españoles de 65 años o más padece al menos una enfermedad crónica, y más de uno de cada cinco sufre alguna limitación en las actividades de la vida diaria.

 

Para que la esperanza de vida siga aumentando al tiempo que mejora la calidad de vida, deben combinarse una serie de políticas que abarquen desde la promoción de un modo de vida más saludable hasta estrategias que permitan reducir enfermedades de alta prevalencia como son el cáncer, que es la segunda causa de muerte en la UE:

  • La Estrategia «De la Granja a la Mesa» no solo quiere contribuir a que la producción de alimentos sea sostenible, sino también que produzca alimentos más sanos;
  • Mitigar las consecuencias del cambio climático también supone tratar los problemas de salud que provoca o agrava, como el número creciente de muertes causadas por la contaminación, las olas de calor o los patrones de infección para las enfermedades de origen hídrico y las transmitidas por insectos.
  • El envejecimiento de la población de la Unión, la demanda de calidad de vida en la vejez y la sostenibilidad de los sistemas sanitarios plantean retos a nivel europeo. Por eso la Comisión von der Leyen está en plena reflexión sobre cómo abordar estas nuevas tendencias a través del libro Verde sobre el envejecimiento.
  • Las recientes crisis de migración y la llegada de un gran número de migrantes de fuera de la UE llevaron a la adopción de un Plan de acción para la integración de los nacionales de terceros países. El plan de acción se ocupa, entre otras cosas, de las desventajas sufridas por los migrantes en cuestiones de salud, incluido el acceso a los servicios sanitarios.
  • Las tecnologías de la información y la comunicación mejoran todo el ciclo de vida de las cuestiones sanitarias, desde la prevención, pasando por el diagnóstico, hasta el tratamiento, el seguimiento y la gestión de la salud y el estilo de vida. La digitalización del sector de la asistencia sanitaria forma parte de la Estrategia para el Mercado Único Digital de la UE.

El programa faro en materia de salud y sanidad pública para los próximos años: UEproSalud 2021-2027

La pandemia de la COVID-19 ha demostrado la importancia de la coordinación entre los países europeos para proteger la salud de las personas. Con este enfoque se ha puesto en marcha el mayor programa de salud y sanidad pública a nivel europeo con una dotación de 5 300 millones de euros para los próximos siete años. UEproSalud nace con los siguientes objetivos:

  • Mejorar y fomentar la salud en la Unión a través de la prevención de enfermedades
  • Hacer frente a las amenazas transfronterizas para salud
  • Mejorar los medicamentos, los productos sanitarios y garantizar la resiliencia de las cadenas de suministro y fabricación de medicamentos
  • Reforzar la resiliencia de los sistemas sanitarios

Desarrollar un Plan Europeo de Lucha contra el Cáncer para prevenir el cáncer y garantizar que los pacientes, los supervivientes, y sus familias y cuidadores puedan disfrutar de una alta calidad de vida

Oportunidades y financiación para España en materia de sanidad y salud pública

La financiación para proyectos de sanidad y salud pública se canaliza a través de la cofinanciación de proyectos de los países de la Unión y de los siguientes programas europeos:

  • Política regional de la UE. Para los próximos siete años, España recibirá 23 540 millones de euros, que podrá destinar, en parte, a financiar infraestructuras sanitarias, el desarrollo de la sanidad electrónica, las coberturas sanitaria o programas de promoción de la salud.
  • Programa UEproSalud.El programa financia acciones con un valor añadido para la Unión y complementando las políticas de salud de los países de la UE. La financiación se hace por tanto por acciones a través de subvenciones (bien directas mediante participación en acciones conjuntas, o tras un proceso competitivo público) o a través de licitaciones. A todos estos procesos España puede acceder a través de sus administraciones y según el tipo de entidad, a través de empresas, hospitales, u otros organismos.   
  • Horizonte Europa, el programa de investigación e innovación de la Unión Europea, ofrece oportunidades de financiación directa a investigadores, empresas y científicos españoles que realicen trabajos en torno a la salud, el cambio demográfico y el bienestar.

Cómo obtener asesoramiento en España sobre oportunidades europeas en el marco de la sanidad y la salud pública

Los investigadores, científicos e innovadores que tenga una idea o un proyecto con potencial en materia de salud, cambio demográfico y bienestar, pueden optar a proyectos financiados por el nuevo programa de investigación de la UE Horizonte Europa. Para ello, cuenta con los puntos de contacto para España de Horizonte Europa.

Según datos del Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial, CDTI, en el anterior programa de investigación e innovación de la UE, Horizonte 2020, España obtuvo su mayor importe de financiación con 1 418 millones de euros dentro de la categoría salud, el cambio demográfico o el bienestar.

Más información sobre las iniciativas de la UE en materia de salud

¿Cómo ha apoyado la Unión Europea la salud de los europeos durante la pandemia de la COVID-19?

grafico-evolucion-pandemia

La pandemia ha tenido un importantísimo impacto en la salud de los españoles y en la mortalidad de las personas más vulnerables. Este no ha sido un fenómeno aislado en España, sino en la mayoría de los países de la Unión Europea. Por eso, desde el inicio de la pandemia, la Unión Europea se puso en marcha para impulsar el desarrollo de vacunas y tratamientos contra la enfermedad o proporcionar respiradores y equipos de protección.

  • Apoyar el desarrollo de vacunas y su compra conjunta. La Comisión Europea ha puesto en marcha la Estrategia de Vacunas de la UE. Cuenta con dos patas fundamentales: la primera apoyar a través de una financiación de 2 700 millones de euros el desarrollo, fabricación y suministro de vacunas y la segunda, negociar acuerdos con farmacéuticas en nombre de todos los países de la Unión para que los ciudadanos europeos pudieran disponer de vacunas lo antes posible. Cabe destacar también que la Unión Europea es el mayor contribuidor a COVAX, la iniciativa que pretende fomentar la accesibilidad y disponibilidad de las vacunas contra la COVID-19 a países de todo el mundo.
     
  • Acuerdo para disponer del único medicamento autorizado para tratar a pacientes COVID-19. La Comisión firmó con la empresa farmacéutica Gilead un  acuerdo para que los países de la Unión pudieran disponer de hasta 500 000 ciclos de remdesivir, el único medicamento que cuenta con autorización condicional de comercialización en la UE para el tratamiento de pacientes con COVID-19 que necesitan suministro de oxígeno.
     
  • Puesta en marcha de licitaciones para la compra de guantes, gafas, mascarillas quirúrgicas, monos de protección, ventiladores y kits de diagnóstico. De esta manera, se garantizó que los hospitales, los profesionales, las residencias y las personas que lo necesitaran dispusieran de los equipos de protección personales necesarios.
     
  • Financiación de proyectos de transfusión de plasma de pacientes recuperados a otros convalecientes. España ha sido uno de los países que ha participado en este proyecto.
     
  • Lanzamiento de convocatorias de propuestas en el marco del antiguo programa de investigación e innovación de la UE, Horizonte 2020. Con un presupuesto de 1 000 millones de euros, se financió la investigación sobre diagnósticos, tratamientos, vacunas e investigación de la COVID-19.
     
  • Compra de 200 robots de desinfección para hospitales de toda la Unión Europea. que se entregarán a hospitales de toda Europa. La distribución comenzó el 26 de febrero de 2021, con unos 30 robots entregados a 12 países de la UE, entre ellos España.