Ir al contenido principal
Representación en España
Comunicado de prensa3 de abril de 2023Representación en España

30.º aniversario del Fondo de Cohesión 179 000 millones de euros para la convergencia y el desarrollo sostenible

En los últimos treinta años, el Fondo de Cohesión ha invertido casi 179 000 millones de euros en la cohesión económica, social y territorial de la UE.

fondodecohesion-30anos

Hoy celebramos el 30.º aniversario del Fondo de Cohesión. 

En los últimos treinta años, el Fondo de Cohesión ha invertido casi 179 000 millones de euros en la cohesión económica, social y territorial de la UE.

Creado en el Tratado de Maastricht como un complemento necesario del mercado único en el conjunto de instrumentos de la política de cohesión, se encomendó al Fondo de Cohesión la misión de apoyar las inversiones en infraestructuras de transporte y en la protección del clima y del medio ambiente. Entre sus objetivos principales figuran la mejora del suministro de agua y del tratamiento de residuos, la eficiencia energética, las energías renovables y las infraestructuras viarias y ferroviarias.

El Fondo se centra en los Estados miembros con una renta nacional bruta inferior al 90 % de la media de la UE para impulsar la convergencia entre las economías europeas. El apoyo del Fondo de Cohesión, como toda la financiación de la política de cohesión, ha contribuido al aumento de las rentas nacionales de los países beneficiarios. Irlanda y España fueron los primeros países en experimentar un aumento de su renta nacional bruta por encima del umbral de subvencionabilidad del 90 % de la media de la UE.

Puentes, metros, aeropuertos, trenes de alta velocidad y mucho más

En España, el Fondo de Cohesión ayudó a construir la moderna red ferroviaria de alta velocidad del país. La línea de alta velocidad entre Madrid, Barcelona y la frontera francesa, con una longitud total de 804 kilómetros, es uno de los principales ejes de comunicación entre España y el resto de Europa.

Gracias al Fondo, la línea ferroviaria Varsovia-Gdynia, en Polonia, ha mejorado el transporte de pasajeros en el corredor Báltico-Adriático, y el material rodante moderno circula entre las principales ciudades de Polonia.

El Fondo de Cohesión ha financiado proyectos emblemáticos que han transformado regiones y ciudades enteras, ayudándolas a alcanzar el nivel del resto de la UE. Por ejemplo, en 1998, el Fondo apoyó la construcción del puente Vasco da Gama, en Lisboa (Portugal), que con sus 12,3 km de longitud es el puente más largo de la UE. También contribuyó a construir la presa de Alqueva en el río Guadiana, en el sur de Portugal, que es una de las mayores reservas estratégicas de agua de Europa.

El Fondo desempeñó asimismo un papel fundamental en el desarrollo de la Red Transeuropea de Transporte (RTE-T), prestando apoyo a la construcción y modernización de 7 800 km de carreteras de la RTE-T, 3 650 km de la RTE-T ferroviaria y numerosos acueductos y túneles.  Financió el túnel ferroviario más largo del sudeste de Europa, en construcción entre Elin Pelin, Vakarel y Kostenets, en Bulgaria.  También apoyó la construcción de la segunda vía ferroviaria entre Koper (el importante puerto adriático de Eslovenia) y Divača, que aumentará significativamente la capacidad de transporte de mercancías y garantizará la conexión con la red ferroviaria de Austria.

El Fondo también invirtió en transporte público sostenible en las ciudades, por ejemplo en el metro de Varsovia, Budapest, Bucarest, Sofía y Praga. En Bratislava, la línea del tranvía Petrzalka, con su famoso puente, se construyó con apoyo del Fondo de Cohesión.

Además, el Fondo ayudó a construir aeropuertos para conectar mejor a los Estados miembros que se adhirieron a la UE en la década de 2000, como los aeropuertos de Tallin, Varsovia, Breslavia y Rzeszow. 

Hacer frente al cambio climático y proteger el medio ambiente y la salud de los ciudadanos

El Fondo también ha apoyado inversiones en infraestructuras, entre ellas la conexión de 6 millones de personas al agua potable limpia y de 10,5 millones de personas al tratamiento de aguas residuales. Además, ha contribuido a reciclar 4,2 millones de toneladas de residuos urbanos.

Un proyecto de gran importancia medioambiental para una economía verde y sostenible, que mejora la calidad de vida de miles de ciudadanos, es la planta de tratamiento de residuos de Alexandroupolis, en Grecia, que permitió reducir un 60 % los residuos recogidos en cuatro municipios de la prefectura de Rodopi y dos municipios de la prefectura de Evros.

La infraestructura de tratamiento de aguas residuales del sur de Malta y la gestión del agua de las mayores aglomeraciones urbanas de Letonia han mejorado el tratamiento de las aguas residuales y la calidad del agua potable para los ciudadanos.

En el ámbito de las energías limpias, el Fondo de Cohesión ha apoyado la instalación de tecnologías que utilizan energías renovables en Lituania, que producen electricidad para casi 20 000 hogares.

E Fondo también ha invertido en la protección contra los incendios forestales para 8,3 millones de personas y en sistemas de protección contra las inundaciones para 11,4 millones de personas, lo que incluye la construcción de un sistema de protección contra las inundaciones y un embalse para proteger la zona del alto Tisza contra las inundaciones del río Tisza, en Hungría.

Contexto

El instrumento financiero de cohesión, como se denominó inicialmente el Fondo de Cohesión, se creó el 1 de abril de 1993 y entró en vigor en 1994 para reforzar la cohesión económica, social y territorial de la UE y la convergencia de los países con el resto de la UE.

Los beneficiarios originales del Fondo de Cohesión fueron Irlanda, Grecia, España y Portugal (1994-99); posteriormente, desde 2004, incluye a Chequia, Estonia, Chipre, Letonia, Lituania, Hungría, Malta, Polonia, Eslovenia y Eslovaquia; a Bulgaria y Rumanía (desde 2007), y a Croacia (desde 2013).

El presupuesto del Fondo de Cohesión se ha incrementado considerablemente desde la ampliación de 2004, pasando de 18 000 millones de euros en 1994-1999 a 30 600 millones en 2000-2006, 68 500 millones en 2007-2013 y 61 400 millones en 2014-2020.

Para el período de programación 2021-2027, más del 37 % de la asignación del Fondo de 48 030 millones de euros apoyará los objetivos climáticos, con lo que se destinarán 6 900 millones de euros al transporte urbano limpio, 3 300 millones de euros a la eficiencia energética y 16 900 millones de euros a inversiones en la RTE-T ferroviaria y de carretera.

El Fondo de Cohesión beneficia actualmente a quince Estados miembros con una renta nacional bruta per cápita inferior al 90 % de la media de la UE en el momento del acuerdo sobre el marco financiero plurianual 2021-2027: Bulgaria, Chequia, Estonia, Grecia, Croacia, Chipre, Letonia, Lituania, Hungría, Malta, Polonia, Portugal, Rumanía, Eslovenia y Eslovaquia.

Más información

Plataforma de datos abiertos sobre la cohesión

Kohesio

Fondo de Cohesión

@ElisaFerreiraEC

@EUinmyRegion

“El Fondo de Cohesión ha demostrado ser un impulsor de la convergencia, la competitividad y el desarrollo sostenible, así como del mercado interior. Contribuye significativamente a unas condiciones más equitativas en nuestra Unión y es uno de los medios más ejemplares de apoyo de la UE: puentes emblemáticos, ferrocarriles y metros eficientes y modernos, aeropuertos e instalaciones de tratamiento de residuos y del agua construidos con apoyo de este Fondo han mejorado la vida de millones de europeos y han modernizado países enteros” Elisa Ferreira, comisaria responsable de Cohesión y Reformas - 03/04/2023.

Detalles

Fecha de publicación
3 de abril de 2023
Autor
Representación en España