Skip to main content
Logotipo de la Comisión Europea
Representación en España

La política regional es la política de inversión principal de la UE

Los objetivos de la política regional son apoyar la creación de empleo, la competitividad empresarial, el crecimiento económico, el desarrollo sostenible y la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos en todas las regiones y ciudades de la Unión Europea.  

A fin de lograr estos objetivos y responder a las diversas necesidades en materia de desarrollo de todas las regiones de la UE, se han reservado 392 000 millones de euros – casi un tercio del presupuesto total de la UE – para la política de cohesión entre 2021-27. 

El grueso de la financiación se concentra en los países y regiones europeos menos desarrollados para ayudarles a alcanzar el nivel del resto y reducir las disparidades económicas, sociales y territoriales que aún existen en la UE.

La política regional se aplica a través de tres grandes fondos:

Fondo de Cohesión

La política de cohesión tiene un fuerte impacto en muchos ámbitos. Sus inversiones contribuyen a la consecución de muchos objetivos políticos de la UE y complementan las políticas de la UE, como las relativas a la educación, el empleo, la energía, el medio ambiente, el mercado único, la investigación y la innovación.

Los proyectos financiados en las regiones y ciudades contribuyen a los objetivos de las prioridades de la Comisión, en particular:

"Un trato verde europeo"

"Una Europa preparada para la era digital"

"Una economía que funcione para los ciudadanos"

El grueso de la financiación de la Política de Cohesión se concentra en los países y regiones europeos menos desarrollados para ayudarles a recuperar su retraso y reducir las disparidades económicas, sociales y territoriales que aún existen en la UE.

El Fondo de Transición Justa alivia los costes socioeconómicos desencadenados por la transición climática, apoyando la diversificación económica y la reconversión de los territorios afectados, ayudando a las personas a adaptarse en un mercado laboral cambiante.

Los efectos de la pandemia de coronavirus en la situación económica de las regiones de la UE son abordados por REACT-UE, la Ayuda a la Recuperación para la Cohesión y los Territorios de Europa.

    Fondo Social Europeo

    El FSE es el principal instrumento que tiene Europa para fomentar el empleo y la inclusión social. Se trata de ayudar a los ciudadanos a encontrar un puesto de trabajo (u otro mejor) y de integrar en la sociedad a los colectivos menos favorecidos, garantizando una mayor igualdad de oportunidades para todos.

    Para ello el FSE invierte en los ciudadanos de Europa y en sus capacidades, tengan o no empleo y sea cual sea su edad.

    Cada año el Fondo ayuda a cerca de 10 millones de personas a encontrar trabajo o a mejorar sus capacidades para que lo encuentren en el futuro.

    Eso es importante:

    • a corto plazo, para mitigar las consecuencias de la actual crisis económica y, en particular, el aumento del desempleo y los niveles de pobreza
    • a largo plazo, dentro de la estrategia europea para cambiar de modelo económico y no sólo crear empleo, sino también una sociedad inclusiva.

    El Fondo de Transición Justa

    El Fondo de Transición Justa es un nuevo instrumento financiero en el ámbito de la política de cohesión cuyo objetivo es prestar apoyo a los territorios que se enfrentan a retos socioeconómicos graves derivados del proceso de transición a la neutralidad climática. El Fondo de Transición Justa facilitará la aplicación del Pacto Verde Europeo, cuyo objetivo es lograr una Unión climáticamente neutra de aquí a 2050.

    El Fondo de Transición Justa consta de tres pilares;

    • un régimen específico en el marco del programa InvestEU;
    • un mecanismo de préstamo para el sector público con el Banco Europeo de Inversiones para movilizar inversiones adicionales en favor de las regiones afectadas.
    • El Fondo de Transición Justa concede principalmente subvenciones. El régimen de transición específico en el marco de InvestEU atrae inversiones privadas. Las actividades del Banco Europeo de Inversiones deben movilizar financiación pública.